DSC_0042

Marea Blanca grita con fuerza contra la "quiebra" de la sanidad pública andaluza

25/10/2021

WhatsApp Image 2021-10-24 at 00.39.23

La Coordinadora Andaluza de Mareas Blancas ha concentrado a miles de personas este sábado en Sevilla, Granada, Cádiz y Huelva bajo el lema “Recuperemos la sanidad pública” con las que ha reclamado presupuestos sanitarios suficientes que permitan el funcionamiento correcto del sistema público y contra la derivación de fondos públicos al sector privado.

Desde Pedrera acudieron más de 100 personas a concentrarse en una convocatoria importante para reclamar una sanidad de calidad y en especial, una atención primaria digna para la comarca de la Sierra Sur.

El gran número de asistentes daba muestra de la respuesta a un llamamiento secundado por organizaciones vecinales y sociales, a los que se han unido sindicatos y partidos políticos para denunciar la fractura de la sanidad pública, que "ya no es seguro que quien acude a ella con un problema de salud vaya a ser atendido adecuadamente", tal y como asegura el manifiesto leído en el acto.

Las reivindicaciones de las Mareas Blancas se intensifican al anunciarse que no se va a renovar el contrato a 8.000 de los 20.000 sanitarios contratados como refuerzo contra la pandemia. La Sierra Sur además, denuncia el malestar de los médicos en Atención Primaria por el nuevo modelo de gestión al dejar el triaje en manos de los enfermeros, que por su parte reclaman que se incremente su número para hacer frente a estas nuevas tareas. Y a todo esto añaden las largas esperar para conseguir una cita para una consulta que siguen sin ser presenciales en todos los centros.

Las Mareas piden que se renueve el contrato de los 8.000 profesionales que el 1 de noviembre ya no estarán en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), y además que se contrate a otros 8.000 sanitarios para hacer frente a las actuales necesidades. De ellos, 4.000 irían a completar la Atención Primaria, y permitir que regresen los programas de prevención y promoción de la salud y para que la espera para una cita sea como máximo de 72 horas y que la consulta sea de 10 minutos.

El ruido que está generando la situación sanitaria demuestra “el hastío de la ciudadanía”, aseguraban desde la Marea Blanca de la Sierra Sur.